El Banco Central de Honduras publicó un comunicado explicando su posición frente al uso de los criptoactivos en territorio nacional

Dicho comunicado fue emitido a raíz de los recientes anuncios y noticias sobre el uso de las criptomonedas en la nación centroamericana.

251 Vistas totales

4 Número total de compartidos

El Banco Central de Honduras publicó un comunicado explicando su posición frente al uso de los criptoactivos en territorio nacional

El Banco Central de Honduras emitió un comunicado el pasado 29 de julio, exponiendo su posición frente al uso de los criptoactivos en territorio nacional, y señaló que las leyes del país no amparan su uso.

El #BCH ante las noticias recientes sobre el uso de criptoactivos como medio de pago en el territorio nacional, reitera lo siguiente 👇🏻 Para mayor información: https://t.co/cwC4dpqHEG pic.twitter.com/qqhThOczWP

— Banco Central de Honduras (@BancoCentral_HN) July 30, 2022

El comunicado publicado por la institución Hondureña en su web, fue una respuesta ante las noticias recientes sobre el uso de criptoactivos como medio de pago en el territorio nacional, y reseñó diferentes artículos de leyes hondureñas en relación a la política monetaria del país, reiterando también que era el único emisor de monedas y billetes de curso legal en el territorio nacional, y el responsable de propiciar el buen funcionamiento del sistema de pagos.

  • Con el ADN cripto, las CBDC son la kriptonita de la libertad financiera

En este sentido, la institución hondureña aprovechó para volver a señalar a los ciudadanos que, desde su posición los criptoactivos no cuentan con respaldo, ni regulación, por lo que no se garantiza la protección que otorgan las leyes nacionales ante su uso.

“Es de conocimiento público la alta volatilidad del precio de los criptoactivos, lo que puede provocar la pérdida del valor de los mismos, como la registrada actualmente de casi el 60% respecto a su valor al cierre de 2021”, rezó la institución a través del tercer punto de su comunicado.

  • El uso de monedas estables aumenta un 3,000% en 2 años 

Por otro lado, el Banco Central de Honduras señaló en su documento que pese a que algunos países hayan adoptado políticas públicas para favorecer su utilización, considera que no hay evidencia de que la población haya adoptado los criptoactivos como medio de pago de preferencia. Asimismo, reconoció que a pesar que en ciertos países se ha prohibido totalmente su utilización, en otros se han emitido restricciones para que el sistema financiero realice operaciones con este tipo de instrumentos.

Dicho esto, el BCH reiteró a la población hondureña en último lugar, la total responsabilidad al ciudadano ante su uso. “…Al no estar respaldados los criptoactivos por las leyes del país, cualquier transacción que se efectúe con los mismos será bajo la responsabilidad y riesgo de quien la realice.”, señalaron.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar:

  • Los alcistas de bitcoin defienden el nivel de USD 23,000 en medio de la advertencia de que el mercado bajista está “vivo y coleando”
  • Polygon gana un 83% en un mes, pero los datos muestran que el proyecto ha ido perdiendo relevancia
  • Con el ADN cripto, las CBDC son la kriptonita de la libertad financiera
  • Lanzan en Honduras la propuesta de una ciudad bitcoiner
  • CZ, Twitter y el dinero: ¿Es la inflación “real” 500%?
  • Rose registró aumento del más del 80% luego de que Oasis revelará detalles de su asociación con Meta
  • El uso de monedas estables aumenta un 3,000% en 2 años 

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.