Bruce Willis sufre demencia frontotemporal: cómo y por qué aparece a los 60

El actor Bruce Willis ha sido diagnosticado de demencia frontotemporal.

En marzo del año pasado, el actor Bruce Willis, de 67 años, anunció que se retiraba del cine a causa del trastorno neurológico que le habían diagnosticado: afasia, un afección que le afectaba al habla y a la capacidad de comunicarse. Ahora su familia ha anunciado a través de un comunicado que después de un año de pruebas al actor le han diagnosticado demencia frontotemporal.

“Desde que anunciamos que Bruce había sido diagnosticado con afasia en la primavera de 2022, su condición ha progresado y ahora tenemos un diagnóstico más específico: demencia frontotemporal (conocida como FTD por sus siglas en inglés). Por desgracia, los problemas de comunicación son solo uno de los síntomas de la enfermedad que padece Bruce. Aunque es doloroso, es un alivio tener por fin un diagnóstico claro”, apunta la familia en el comunicado que han hecho público a través de la Asociación estadounidense de Demencia Frontotemporal.

la demencia más común en menores de 60 años

“La FTD (demencia frontotemporal por sus siglas en inglés) es una enfermedad cruel de la que muchos de nosotros nunca hemos oído hablar y puede afectar a cualquiera”, subraya la familia. 

Para las personas menores de 60 años, la FTD es la forma más común de demencia, y debido a que obtener el diagnóstico puede llevar años, es probable que la FTD sea mucho más frecuente de lo que sabemos. Hoy en día no existen tratamientos para la enfermedad, una realidad que esperamos pueda cambiar en los próximos años”, prosigue el comunicado.

De hecho, la familia ha decidido anunciar abiertamente la enfermedad que padece el actor para visibilizar el problema y servir de punta de lanza para que se produzcan avances tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de la enfermedad.

La mayoría de las personas con FTD son diagnosticadas entre los 40 y los 60 años, mientras que el alzhéimer es más común a medida que avanza la edad.

Afasia, primeros síntomas de demencia

La afasia que le diagnosticaron hace un año a Bruce Willis y le provocaba problemas para hablar y comunicarse no es más que un síntoma de la demencia que le acaban de diagnosticar.

Normalmente la afasia aparece después de un accidente cerebrovascular, como un ictus o un derrame cerebral. También puede darse por otros motivos que hayan podido afectar al cerebro, como un golpe grave en la cabeza, un tumor o una infección. Si aparece sin una causa aparente, puede ser una primera señal de alguna enfermedad degenerativa, como una demencia o parkinson. En el caso de Bruce Willis, la afasia ha sido el primer síntoma de la demencia frontotemporal que sufre.

Qué es la Demencia Frontotemporal

Este tipo de demencia se produce porque hay degeneración de las neuronas localizadas en los lóbulos frontales del cerebro (las áreas detrás de la frente) o en los lóbulos temporales (las regiones detrás de las orejas), según señala la Alzheimer’s Association.

Qué síntomas provoca la demencia frontotemporal

La pérdida de neuronas en estas zonas del cerebro afecta a las funciones que regulan dichas regiones cerebrales. Los síntomas pueden variar en función de las neuronas afectadas y pueden ser los siguientes:

  • Cambios importantes en la personalidad y el comportamiento que a menudo ocurren en personas de 50 y 60 años. Estos cambios afectan a la conducta, el juicio, la empatía y la previsión, entre otras habilidades.
  • Afasia progresiva. Afecta a las habilidades del lenguaje, el habla, la escritura y la comprensión. Pierden la capacidad de comprender o formular palabras en una oración hablada. Esta forma de demencia frontotemporal normalmente aparece en la mediana edad, antes de los 65 años, y correspondería al caso de Bruce Willis.

Diferencias con el alzhéimer

En el alzheimer la pérdida de memoria es más evidente, mientras que en la demencia frontotemporal los síntomas iniciales y más marcados afectan al lenguaje y al comportamiento, aunque con el tiempo la memoria también se verá afectada. 

Las dificultades para orientarse, como por ejemplo perderse en lugares conocidos, es más común en el alzhéimer.