25 años con Fernando Roig de presidente, el día que se desató la ilusión de todo un pueblo

El 15 de mayo de 1997 Fernando Roig se convirtió en el máximo accionista y presidente del Villarreal CF. Todo lo que se ha vivido en el club después es historia del fútbol español.

Javier Mata

Por

Conrado Valle

Por

La historia del Villarreal cambió tal día como hoy hace 25 años. El jueves 15 de mayo de 1997 el salón del Restaurante Avenida 41 acogió el acto de compra-venta del Villarreal Club de Fútbol, una entidad fundada en 1923, cuyo techo en la clasificación había sido quedar dos veces décimo en sus únicas seis temporadas en Segunda División, un equipo que vivía a la sombra del CD Castellón en su provincia y en una realidad paralela a la del Valencia CF.

Fernando Roig Alfonso (Poble Nou, Valencia, 1947), empresario vinculado al mundo de la cerámica (Pamesa Cerámica), que había sido presidente del Pamesa Valencia de baloncesto y accionista relevante del Valencia CF,  se convertía en 1997 en presidente del Villarreal CF. Bajo su mecenazgo y desde su llegada, el Villarreal es un ejemplo de gestión empresarial en un club de fútbol. Roig nunca habla de que él sea propietario de nada, porque ese papel lo delega en los aficionados: “El fútbol es sentimiento y el sentimiento pertenece a la afición”.

Su modelo de dirección a lo largo de estos 25 años ha transformado un club de pueblo en un referente en España y en Europa, convirtiéndose en un símbolo para los opositores de Superligas. De la mano de Fernando Roig, nombrado hijo adoptivo de la localidad, Vila-real pasó de ser una lugar donde Sir Alex Fergusson se negó a que fuera a jugar allí un amistoso su Manchester, porque decía que no estaba a la altura, a que cada una de sus calles fuera una fiesta durante la celebración del título de campeón de la Europa League de 2021 que logró el Villarreal tras vencer en la final, caprichos del destino, al glamuroso United.

La llegada de Fernando Roig en el Villarreal CF se produjo por un cúmulo de circunstancias. Todas favorables. Él tenía ganas de entrar en el mundo del fútbol con un proyecto propio y la opción del Villarreal se le presentó como anillo al dedo. Fernando Roig no llegaba de nuevas al mundo del deporte. Él había sido accionista relevante del Valencia CF, club que por aquel entonces regentaba su hermano mayor Paco, y también tenía pasado en el baloncesto, en los orígenes del desembarco de su hermano menor Juan en el actual Valencia Basket.

Así, en 1997, a Fernando Roig se le presentó una posiblidad que le permitía iniciar prácticamente un proyecto desde cero y a largo plazo. Esa opción le llegó en Vila-real, cuyo club competía en Segunda División gracias al esfuerzo del entonces presidente Pascual Font de Mora y el buen hacer de José Manuel Llaneza. Fue Llaneza pieza clave en el cambio de poderes. Él ideó y armó la llegada de Roig para evitar una posible desaparición del club, ya que la persona que lo sostenía, Font de Mora, tenía que hacerse a un lado por enfermedad. 

“En 1997 Font de Mora se apartó por salud y entró Fernando Roig. Yo apenas le conocía. A los dos años sabía que haríamos grandes cosas”, recuerda Llaneza. En aquella primavera de 1997, Llaneza era consciente que debía buscar un comprador para que el Villarreal pudiera mantenerse en el fútbol profesional. O encontraba un mecenas o el Villarreal no era sostenible.

“Con Roig al Villarreal le tocó El Gordo y La Primitiva “

José Manuel Llaneza

Tras algunos intentos que no fructificaron, Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón, puso a Llaneza en contacto con Fernando Roig. El empresario valenciano deseaba entrar de nuevo en el mundo del fútbol y hacerlo en la provincia en la que tenía su empresa daba un plus a la operación.

Roig era perfecto para el Villarreal y el Villarreal lo era para Roig. Un club con un entorno poco complicado, en la provincia donde tenía su complejo empresarial, lo que le permitía estrechar lazos y a su vez estar con asiduidad y sin excesivos trastornos en sus dos mundos y pasiones: la cerámica y el fútbol.

La sinergía tenía tan buena pinta que Llaneza, en la primera reunión, por miedo a que el dato pudiera alterar la sintonía, ‘maquilló’ las cuentas, en concreto la deuda. Pero “tras darle una cifra y una valoración de la situación del club, Fernando le dijo a su financiero que subiera esa deuda a otra cantidad mayor, que era exactamente la que teníamos. Me quedé blanco, pensando que alguien le había dado los datos”.


Ampliar

Fernando Roig y Font de Mora el 15 de mayo de 1997.

Tras varias reuniones, Roig decidió apostar por la aventura del Villarreal con tres condiciones: “La primera es que fuera la familia Font de Mora la que pidiera su entrada al club; la segunda que el club se mantuviera en Segunda, y la tercera que la gente de Vila-real le aceptara y le hiciera saber si su llegada era bien vista”, explica Llaneza.

Así, el 15 de mayo se 1997, se produce el cambio accionarial, en un acto que se lleva a cabo en un conocido restaurante de la ciudad (Avenida 41), en el que Pascual Font de Mora como presidente, da la bienvenida a un Fernando Roig que tenía 50 años. Tras un periodo de prueba en el que nadie alza la voz en contra de la llegada de Roig, el Villarreal empieza una nueva era como club.

Los tres pilares del proyecto

Fernando Roig, Llaneza y Roig Negueroles en 1999.

Fernando Roig, Llaneza y Roig Negueroles en 1999.

Fernando Roig, desde sus primeras apariciones públicas como máximo accionista del Villarreal, hablaba de tres pilares: mejorar el equipo para llegar a Primera en un plazo de tres años; potenciar la cantera como base clave de futuro y mejorar las instalaciones del club.

El Villarreal, en estos 25 transcurridos desde aquel traspaso de poderes, ha militado 22 en Primera y en 18 ha competido en Europa; casi un centenar de canteranos han llegado al primer equipo, con los equipos de fútbol base coronándose como campeones de España, mientras que el Villarreal no tiene solo una sino dos Ciudades Deportivas y un estadio de La Cerámica que inaugurará en 2023 su gran reforma, curiosamente el año del Centenario de la entidad.

Fernando Roig se encontró un Villarreal con apenas 4.000 abonados y un estadio con infinidad de problemas en cada una de sus gradas y apenas 7500 espectadores. Una política agresiva de captación de abonados y un ajuste de precios en los pases, en paralelo a una apuesta por el proyecto deportivo, propiciaron que el club amarillo se haya estabilizado en una cifra de 20.000 abonados. 

Mientras, en el capítulo de infraestructuras, el club ha remodelado su estadio varías veces, buscando la excelencia en sus instalaciones, la comodidad de sus aficionados, y sin perder la perspectiva. Inclusive en la última remodelación presentada, la que convertirá La Cerámica en un recinto de primer nivel en cuanto a confort, se mantendrá el aforo actual de 23.500 espectadores.

Su plan de cantera e infraestructuras se combina a la perfección en la Ciudad Deportiva de Miralcamp, unas instalaciones creadas única y exclusivamente para disfrute y formación de sus futbolistas de base. A ellos les nutre el Villarreal de una red de técnicos y ojeadores, además de una red de convenios con clubes de formación, que convierten la cantera amarilla en una referencia en España y en Europa. Y todo ello mejorando año tras año la Ciudad Deportiva de siempre, donde trabaja el primer equipo y que cuenta con una residencia solo para ellos.

El Villarreal ascendió a Primera en la primera temporada de Fernando Roig como presidente. en una agónica promoción con el Compostela. Aquel milagro futbolístico dejó a todo el mundo sorprendido. Inclusive el propio Roig reconoce a día de hoy que aquel éxito llegó demasiado pronto, de ahí el descenso solo un año después. Como explica Llaneza de forma sincera: “Nos creíamos que habíamos inventado el fútbol” y se dieron cuenta que no era así. Pero Roig había ya probado las mieles de la máxima categoría y aceleró los pasos para volver cuanto antes. Lo hizo solo un año después y para quedarse durante un largo tiempo.

Ese Villarreal ya tiene la idea clara de que para competir hay que invertir en futbolistas. Así empiezan a llegar jugadores de peso internacional, siendo Argentina el principal mercado. El club ficha a referentes como Cagna, Arruabarrena, Marioni, Gustavo Barros Schelotto o Gaitán. Pero el gran salto llega de la mano de los fichajes de Martín Palermo, Diego Forlán y Román Riquelme.

Palermo fue el primer fichaje mediático. Su llegada supuso poner al Villarreal en el mapa. Con Forlán el Villarreal se reforzó con un futbolista diferencial, llegando a ser máximo goleador de la Liga y Bota de Oro. Pero es el de Riquelme, sin duda alguna, el fichaje estrella por excelencia. El Villarreal incorporó a sus filas a un jugador que estaba entre los mejores del planeta en esa época, una estrella especial, diferencial. Un líder. 

El Villarreal, con Riquelme de líder, arma un equipo que es capaz de competir en la Liga y con el que da el salto a Europa. La Intertoto es el camino elegido para presentarse a nivel continental, con modestia, desde abajo, siendo fiel el club a sus principios. Y así es como llega a su primera semifinal europea, la que le enfrentó al Valencia en la Copa de la UEFA de 2004.

Tras esa semifinal, el club decide fichar a Manuel Pellegrini, una apuesta que supone el salto definitivo en lo deportivo. Así llega a ser subcampeón de Liga, así alcanzó la primera de las dos semifinales de Champions League que ha disputado en su historia. La primera la del Arsenal, la del penalti de Riquelme; la segunda en 2022 contra el Liverpool, con Unai Emery en el banquillo y tras eliminar a Juventus y Bayern en Turín y Múnich respectivamente.

Entre medias el Villarreal de Fernando Roig sufrió el mayor palo de su historia y también su mayor hito. Hablamos del descenso de 2012 y la conquista de la Europa League de 2021. Del primer traspiés se salió por la aportación economómica del presidente, también por el buen hacer de Marcelino García Toral, y el segundo se logró por ese afán competitivo de Fernando Roig y la gestión de su hijo Roig Negueroles, que encomendaron el proyecto a un entrenador ganador como Unai Emery al que rodearon de un bloque compacto y sólido que en la final de Gdanks, en una agónica y eterna tanda de penaltis contra el Manchester United, tocó el cielo y entró en la leyenda del fútbol español. La ilusión de todo un pueblo era ser campeón.

Fernando Roig se convirtió en 1997 en el 17º presidente de la historia del Villarreal. 16 lo fueron durante 75 años de vida de la entidad, él lo ha sido en los últimos 25 años. Y los que quedan. Roig habla con AS recién presentado su último proyecto: la remodelación de La Cerámica, donde demostró una vez su manera de proceder, porque el mismo día que anunciaba las novedades, las máquinas empezaban a trabajar para terminar cuanto antes. ¿Con qué se queda de estos 25 años? Con la comunión del equipo y la grada el día del Liverpool” 

25 años ¿Qué le dice eso?

Pues que son veinticinco años muy bien aprovechados. Veinticinco años de un proyecto que ha logrado lo que deseábamos en un principio: muchos años en Primera y en Europa, a lo que se suma crecer cada año.

¿Esperaba ese crecimiento?

La idea era esa, pero es verdad que hemos logrado muchas cosas en lo deportivo. Me quedo con ese crecimiento como club, pero me quedo más con el crecimiento de la afición. En esta última Champions se ha visto lo que hemos credido y lo logrado, esa comunión entre equipo y grada.

“De estos 25 años me quedo con la comunión del equipo y la grada el día del Liverpool”

Fernando Roig

¿Mantiene la misma ambición que el primer día?

Pues sí, creo que estamos en un gran momento en lo social y en lo deportivo. Hemos generado una base de afición joven y muy identificada, a lo que se suma un club muy sólido. Llegamos a los 100 años en este año, algo que creo lo hacemos con muy buena salud. A lo que se suma el proyecto del campo, que creo que es un gran paso para la entidad y para los aficionados.

Usted llegó hace 25 años y ya habló de este proyecto. ¿Lo tenía clarísimo, no?

Yo llegué con una idea que tenía una base, más o menos visualizaba esta idea y este proyecto. En la cabeza estaba, pero es verdad que pensar que lo podíamos lograr no era fácil, ya que no lo es. Lo primero era mucho trabajo y mucha inversión, la idea era tener un buen equipo, una Ciudad Deportiva y un campo mejor, eso sí que era la idea. Y hoy es verdad que tenemos un gran equipo, un gran campo, y dos ciudades deportivas. Hemos hecho las cosas bastante bien, pero la idea siempre es tener mejor equipo el año que viene que este.

¿Y por qué se metió en esto del fútbol?

Pues llegó la oportunidad, así de fácil. Llegó el momento en el que el presidente Font de Mora decidió que debía dejarlo, lo que hizo que yo tuviera la opción de poder entrar. Era un gran presidente y había hecho un gran trabajo, lo que hacía que estuvieran en Segunda. Llegó esa oportunidad y vi que podíamos hacer cosas importantes. por lo que decidí apostar por ello. Y desde ese momento no hemos parado de crecer hasta hoy. Hemos tenido problemas y tropiezos, pero los superamos y nos sirvieron para crecer.

¿Ahora mismo cómo ve las cosas?

Pues veo un buen equipo, una gran afición y unas buenas instalaciones. A ello se suma un club saneado que tiene una idea clara de proyecto. Lo veo muy bien.

“El proyecto continuará, porque está encarrilado y consolidado”

¿Y usted no se cansa nunca?

Hago lo que me gusta. Este es un proyecto que hemos visto crecer desde el principio, y ahora es cuando está consolidado. Yo espero estar de presidente lo que el cuerpo aguante. Y después el proyecto continuará, ya que está encarrilado y con una idea clara de lo que se debe hacer.

¿Qué pediría ahora para el equipo?

Pues lograr la clasificación a Europa y que el filial ascienda. Tener un equipo filial en segunda sería bueno. Consolidar el proyecto del Estadio y acabar la obra para que el club tenga más recursos económicos.

¿La joya de la corona de este 25 aniversario es el Estadio?

El Estadio es muy importante y un proyecto muy bonito, pero también son muy importantes las ciudades deportivas, ya que es un proyecto que genera mucho futuro para el club. El Estadio es lo que toca ahora, ya que con 100 años nos merecemos un gran Estadio.

Eso iba a decirle, 25 años en el club, 50 en Pamesa y 100 años del club ¿Qué añito le espera?

Y a eso se suma que cumplo 75 años, eso es lo más pesado, si pudiera me quitaría años, pero no se puede. Es un año de muchas celebraciones tanto en el club, como en Pamesa.

¿Así de primeras con qué se queda de estos 25 años?

Pues el resumen de estos 25 años para mí es lo vivido en el partido ante el Liverpool. Y dentro de ese partido, la reacción de la grada al acabar, ya que tras ser eliminados, la gente se quedó con el equipo. Esa comunión equipo y afición es con lo que me quedo. Creo que este trabajo de 25 años se ha culminado con esa comunión entre todos, equipo y afición. Me quedo con eso. Tenemos una gran afición y con ganas de estar con el equipo.

De su hermano Juan Roig a Javier Tebas. De Enrique Cerezo a su hija Elena. Pellegrini, Marcelino y Unai Emery. De Pep Serer a Bruno Soriano. AS pulsa la opinión de diferentes actores en la vida personal y profesional de Fernando Roig para hacer una radiografía de su influencia a lo largo de los últimos 25 años en el mundo del fútbol.

Juan Roig, presidente de Mercadona y hermano de Fernando

Juan Roig y Fernando Roig.

Juan Roig y Fernando Roig.

“Es un orgullo para Villarreal, para la Comunitat Valenciana y para España, tanto en el proyecto deportivo, como empresarial que ha desarrollado mi hermano Fernando. No solo por el fútbol y la parte deportiva, sino por toda la pasión y el sentimiento que ha despertado en una ciudad como Villarreal y todo el trabajo empresarial que ha desarrollado, pues ha conseguido ser la primera industria de la provincia de Castellón y el mayor fabricante de azulejos de Europa. Le quiero dar mi enhorabuena por lo que ha conseguido en estos 25 años. Estoy MUY ORGULLOSO de ser su hermano”.

Elena Roig Negueroles, consejera del Villarreal e hija de Fernando Roig

Elena Roig, junto a Fernando Roig.

Elena Roig, junto a Fernando Roig.

“¿Qué puede decir una hija de un padre? Creo que es la persona más lista y generosa que existe. La verdad es que admiro muchísimo todo lo que ha hecho, siendo el fútbol algo muy especial para todos en la familia. A mis hijos les hago ver sobre todo su faceta de ayudar a los demás, estar a su lado es sentirte protegido, me gusta esa disposición y esa capacidad que tiene de afrontar los momentos de dificultad. Esa seguridad que te hace creer que es posible. El día que compró el Villarreal tenía muy claro lo que quería, esa convicción y, esa pasión con la que vive el Villarreal, la ha sabido transmitir a toda su familia. Gracias a él hemos vivido algo que no hubiéramos soñado jamás, hemos disfrutado juntos de un equipo que hace todo bien. Es un gran club, un club que hace muchas cosas solidarias y ayuda a mucha gente”.

Javier Tebas, presidente de LaLiga

Fernando Roig y Javier Tebas.

“Me gustaría felicitar a Fernando por la labor ejemplar que desempeña en el club desde que llegara hasta convertirlo en lo que es hoy en día: un club referente muy respetado por sus rivales en nuestra liga y en competiciones europeas. Además, me gustaría destacar su papel en el crecimiento del club en ámbitos más allá del puramente deportivo, creando, por ejemplo, la Ciudad Deportiva del Villarreal CF, uno de los complejos deportivos más importantes de Europa o, recientemente, impulsando la remodelación del Estadio de La Cerámica. Es un excelente ejemplo de club integrado en LaLiga, formando parte de proyectos estratégicos como son LaLiga Impulso, LaLiga Genuine Santander o eLaLiga Santander. En definitiva, en estos 25 años, Fernando ha convertido al Villarreal CF en un modelo a seguir para muchos. ¡Que sean muchos más!

Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid desde 2003

Enrique Cerezo y Fernando Roig.

Enrique Cerezo y Fernando Roig.

“Desde el Atlético de Madrid, felicitamos a Fernando Roig por los 25 años como presidente del Villarreal. Durante estos años desde su llegada a la presidencia, el club está en un constante crecimiento y ha conseguido objetivos muy destacados, logrando esta misma temporada disputar las semifinales de la Champions League. Enhorabuena por todo lo conseguido y por el centenario del club”.

Joaquín Font de Mora, hijo del presidente Font de Mora

Fernando Roig, con los hijos de Pascual Font de Mora.

“Lo que me gustaría primero como seguidor del Villarreal es felicitar y darles las gracias a Fernando Roig por lo que hemos vivido en estos 25 años. Felicitarle por estas bodas de plata al frente de nuestro submarino amarillo, en las que debemos estar orgullosos de todo lo que ha hecho. Lo hizo ascender y nadie daba un duro, pero seguimos aquí, peleando con los más grandes. También me gustaría darle las gracias por la Ciudad Deportiva y la escuela de fútbol que es el Villarreal, ya que son muchos los chavales que han llegado. Destacando el caso de Pau, pero que ha habido otros chavales de Vila-real que han llegado”.

Manuel Pellegrini, semifinalista de Champions y subcampeón de Liga

Pellegrini y Roig.

“El trabajo que ha hecho en estos 25 años ha sido de una solidez y una constancia permanente. El club ha tenido momentos muy buenos, malos… pero la idea del club no cambia, su manera formativa que tiene sobre los jugadores y su idea de seguir creciendo. El club, en una ciudad pequeña como Vila-real, refleja el caracter de su presidente. El hecho de trabajar con su hijo e hija le da un toque familiar pero con unas características muy profesional. Mi experiencia con él fue muy positiva, fueron cinco años en los que las expectativas no eran tan grandes como fueron los resultados, semifinal de Champions, segundo, tercer y quinto en Liga… fue una etapa de crecimiento que le permitió aspirar a cosas más grandes, porque creció en presupuesto, infraestructura, está cada año en Europa, que repitió semifinal de Champions y eso es fruto del convencimiento en la manera de manejar un club”.

Marcelino García Toral, entrenador del ascenso de 2013 y vuelta a Europa

Roig y Marcelino.

Roig y Marcelino.

“Considero que es un gran gestor y una gran persona. A nivel de gestión es difícil creer si no lo ves que un club como el Villarreal haya crecido tanto como lo ha hecho y en todos los ámbitros. Como persona es cercana, sincera y cariñosa. Yo particulamente me alegro de todos sus éxitos y sobre todo que ganaran la Europa League porque s aytrayectoa merecía un título, y el primero, poruqe llegarán otros, es el broche a una trayectoria brillante y difícil de llevar a cabo”.

Unai Emery, entrenador campeón de Europa League y semifinalista Champions

Emery y Roig.

Emery y Roig.

“Es el alma del Villarreal. Cuando estaba fuera me generaba respeto, cuando estás junto a él entiendes su importancia. Es el liderazgo y la exigencia, pero a la vez generoso y solidario. Me encanta su frase “cuando se gana, se tiene éxito, hay que compartir y repartir”

Bruno Soriano, Canterano y jugador con más partidos en la historia del club.

“Fernando Roig es la persona más importante del proyecto Villarreal. Él, junto a Fernando y José Manuel son lo que han hecho posible todo lo que ha pasado. Es algo que desde el principio ya se veía, ya estaba claro que se lograrían grandes cosas. Siempre he pensado que debe sentir alguien como él haciendo feliz a tanta gente. Para mí es el número uno, el mayor fenómeno que he conocido en esto del fútbol”.

Pep Serer, jugador del Villarreal que logró el primer ascenso a Primera

Roig y Bruno.

FUTBOL 10/11Roig y Bruno.

“Yo ya estaba cuando llegó Fernando, el equipo estaba en Segunda y peleaba por estar ahí. Llegó Roig y empezó a mejorar todo, aunque la idea era ir poco a poco, se logró el ascenso. Y ahí empezó todo. Yo suelo ir mucho a la ciudad deportiva y cuando veo esa caseta de campo en la que nos cambiábamos, pienso en lo que ha cambiado todo en este periodo. De la mano de Roig ha sido un crecimiento muy grande, sólo hay que ver lo que hacen y lo que tienen. Es un club familiar, con una forma de trabajar muy seria y, han asentado unas bases muy fuertes. Lo que hace que esto no sea más que un punto en el camino, ya que este equipo va a seguir creciendo”.

Unai Vergara, primer internacional del Villarreal y agente de futbolistas

“No es nada fácil resumir estos veinticinco años, han pasado tantas cosas y tan buenas, que es una locura. Yo llegué al club al principio, por lo que lo conozco hace 22 años. Desde mi llegada todo fue especial, jugar en el Villarreal fue lo mejor en mi carrera, con él y en el Villarreal viví mi mejor etapa. Los jugadores que hemos pasado por ese club tenemos una admiración por lo que ha hecho y por su trabajo en el club. Siempre ha sabido rodearse de buena gente y lo ha tenido muy claro. Siempre recuerdo unas declaraciones que hice en las que dije que me quería marchar y me pegó una bronca increíble. Como representante he tenido mucha relación, con sus más y sus menos como es normal por el trabajo, pero siempre ha sido con respeto y cariño. Estos años con el Villarreal ha sido la etapa más importante para muchos de nosotros”.

María Luisa Torres, madre del canterano e internacional Pau Torres

“Definir lo que ha supuesto Fernando Roig para Vila-real como ciudad y para el equipo es muy complicado. Lo que es importante destacar es que su sueño ha hecho que mucha gente hay alcanzado el suyo, ya hablando de muchos niños que gracias al Villarreal han logrado jugar al fútbol o formarse como personas y futbolistas. En mi caso, es muy bonito y una satisfacción ver a mi hijo triunfar en el equipo de su pueblo, en su equipo. Y eso es algo que es gracias al sueño y el buen hacer de Fernando Roig y su gente”.

Fernando Roig, con la copa de campeón de la Europa League.

VARIOS 21Fernando Roig, con la copa de campeón de la Europa League.

Read More